Por Azucena Muñoz Ginés
Óptico-Óptometrista y alumna del Máster en Optometría Clínica y Terapia Visual de SAERA

ÍNDICE DE ABREVIATURAS

VL: visión lejana

VI: visión intermedia

VC: visión cercana

LC: lente de contacto

LCM: lente de contacto multifocal

GP: gas permeable

AV: agudeza visual

Ad: adición

SC: sensibilidad al contraste

UBM: unidad bueno matilla

N-N: doble centro-cerca

INTRODUCCIÓN

La presbicia es la reducción gradual e irreversible en la amplitud de acomodación del ojo, debido principalmente a la rigidez que va adquiriendo el cristalino con el avance de la edad, y que origina la imposibilidad de ver con claridad objetos cercanos (Glasser, 2008). El esfuerzo acomodativo que hace el individuo al intentar enfocar dicho objeto cercano origina una sobrecarga y un exceso de convergencia dando lugar a cefalea, molestia ocular, fatiga visual o aspecto de ojos lagrimosos.

En cuanto a su aparición, los primeros síntomas de la presbicia suelen originarse entre los 40 y 45 años, y aproximadamente a la edad de 52 años su prevalencia se considera prácticamente del 100% de los individuos (Kleinstein, 1987).

En la actualidad, según datos provisionales publicados por el Instituto  Nacional de Estadística en junio de este año, de los 46,66 millones de personas residentes en España 21,78 millones (un 46,69 % del total) comprenden edades de entre 40 y 75 años y la tendencia evolutiva en la próxima década será de un aumento de este porcentaje (INE, 2018). Por lo tanto casi la mitad de la población española padece de presbicia, se trata de un porcentaje muy alto de población al que se le debe ofrecer las mejores ayudas en cada situación para poder compensarla.

Estudios recientes muestran que la prescripción de lentes de contacto (LC) para su corrección varía considerablemente entre naciones, comprenden desde el 79% de todas las LC blandas en Portugal al 0% en Singapur. También se puso de manifiesto el predominio de su uso por parte del sexo femenino, posiblemente debido a la ventaja cosmética de esta forma de corrección refractiva. Y que del total de los présbitas tan sólo un 37% eran corregidos con LC multifocales o monovisión (Morgan, Efron y Woods, 2011).

Para incrementar este bajo porcentaje  de adaptaciones se debe mejorar la formación de los profesionales e intensificar la investigación clínica y de los laboratorios de LC para poder llegar a satisfacer las necesidades visuales de los usuarios de LC présbitas que en la actualidad son muchas y que implican un buen rendimiento visual tanto para su visión de lejos (VL), visión intermedia (VI) y visión de cerca (VC).

Existen diferentes soluciones posibles para compensar la presbicia, como lo es el uso de gafa, ya sea una gafa para solo VC en el caso de emétropes, gafa de VL más otra para VC, gafa bifocal, gafa progresiva o LC para VL junto a gafa en VC. Pero estas opciones resultan insuficientes en ocasiones para este sector de población présbita con cada vez más exigencias visuales y estéticas en su vida cotidiana (trabajo, ocio, etc.). De ahí la necesidad de sustituir o alternar estas con otras opciones como lo son las LC o el tratamiento quirúrgico.

Encontramos dentro de las LC diferentes opciones para estos présbitas, las más utilizadas son: el sistema de monovisión, la lente de contacto multifocal (LCM) con diseño alternante y la LCM con diseño de visión simultánea. A continuación describimos las características de cada una de ellas:

  • La monovisión se fundamenta en utilizar el ojo dominante para ver de lejos ofreciéndole la mejor graduación posible para esta distancia, mientras el no dominante se especializa para la visión próxima adicionando el positivo necesario. Cuando el paciente observa objetos lejanos, el cerebro suprimirá la imagen borrosa que le llega del ojo no dominante y lo mismo sucederá en el ojo dominante cuando el paciente mira un objeto de cerca (Gautier, Holden, Grant y Chong, 1992). El rendimiento visual de este sistema es independiente del tamaño pupilar del ojo por lo que la visión en situación de baja iluminación no se ve comprometida. Pero lo que si ocasiona es una disminución en la estereopsis del sujeto, que es la capacidad de discriminar muy finas diferencias de profundidad de la disparidad geométrica, al no producirse una visión simultánea con ambos ojos (Fernandes, Neves, Lopes-Ferreira, Jorge y Gonzalez-Meijome, 2013). Tan solo el 8% de los présbitas que utilizan LC son adaptados con esta opción (Morgan, Efron y Woods, 2011).
  • En la LCM de visión alternante o de traslación existen en la lente dos zonas ópticas diferenciadas, una para VL y otra para VC, y se realiza en material gas permeable (GP) en porcentaje mayor al ofrecer este una mejor calidad visual. Este diseño alterna la VL y VC mediante el movimiento de traslación de la LC basándose en mantener el eje visual del paciente en posición primaria de mirada frente a la zona de compensación de lejos y desplazando la mirada hacia abajo para que el párpado inferior desplace la LC hacia arriba y así hacer coincidir el eje visual con la zona de la adición (Ad). Las desventajas de este diseño residen principalmente en que al tratarse de una adaptación de lente GP, en su mayoría, su porte es más incómoda y en la dependencia del centrado de la lente para un buen comportamiento visual (Ghormley, 2003).
  • En la LCM de visión simultánea se forman dos imágenes distintas dentro del área pupilar, una para VL y otra para VC, que se superponen sobre la retina y es el cerebro quien seleccionará una u otra en función de la distancia de la tarea a realizar. Este diseño crea un buen resultado visual para las distancias intermedia y cercana del sujeto debido a un incremento en la profundidad de foco del ojo que a su vez origina una disminución de la dependencia acomodativa, capacidad que se encuentra mermada en los présbitas (García-Lázaro et al., 2012). Como ventajas de estas lentes, el no requerir de un sistema estabilizador para su centrado ni del desplazamiento de la lente para posicionarse en VC; y dentro de sus desventajas encontramos, que es un sistema pupilo dependiente donde la iluminación condicionará el rendimiento visual de la LC (sobre todo cuando esta es baja), que la visión es dependiente del centrado de la LC, y que existen una reducción de sensibilidad al contraste (SC) y la posibilidad de inadaptación sensorial debidos a la superposición de las imágenes en retina.

Dentro de las LCM de visión simultánea podemos destacar dos diseños que son los más utilizados actualmente;

LCM de diseño concéntrico: Donde se consigue la simultaneidad con la alternancia de las potencias de lejos y cerca en una serie de zonas concéntricas que varía de forma radial y discontinua hacia la periferia (Gispets, Arjona, Pujol, Vilasecab y Cardona, 2011). Este diseño proporciona una visión aceptable a todas las distancias, tiene una menor dependiente pupilar (y por tanto del nivel de iluminación) que comprometa el resultado visual y una mínima incidencia de imágenes fantasma y halos.

LCM de diseño asféricas: En ellas se produce un cambio progresivo de potencia a lo largo de una o ambas superficies de la lente que se traduce en un aumento de adición para VC (Gispets et al., 2011). Las LCM asféricas inducen una aberración esférica consiguiendo con ella un rango amplio de enfoque pero que provoca a su vez una cierta degradación de la imagen.

Dentro de las LCM de geometría asférica podemos encontrar dos diseños diferentes según sea la potencia en su zona central. Por un lado las lentes de centro-lejosdonde se produce un incremento radial de potencia positiva desde el centro a la periferia de la lente;  y por otro las lentes de centro-cerca, donde en esta ocasión la potencia positiva mayor se encuentra en el centro y va decreciendo gradualmente hacia la periferia de la lente (García-Lázaro et al., 2012).

Existen algunos fabricantes de LC que combinan para sus adaptaciones ambos diseños de LCM asféricas produciendo así una asimetría entre ojos. Sitúan sobre el ojo dominante del paciente una lente con diseño centro-lejos y otra lente con diseño centro-cerca sobre el ojo no dominante, originándose con ello una monovisión modificada. Esto provoca una disminución monocular de agudeza visual (AV) en las medias distancias y  de SC en la VL y VC (Freeman y Charman, 2007).

Actualmente para corregir la presbicia se adaptan las LCM 3,6 veces más que la opción monovisión (Morgan et al., 2011). Posiblemente esto sea debido a que la LCM proporciona buenos resultados de AV en VL y VC, pero conservando una buena estereopsis. En el caso de la monovisión esta se ve disminuida y teniendo en cuenta que  se debe tener una buena estereopsis para conseguir una adecuada coordinación mano-ojo en el desarrollo de las actividades cotidianas como el uso de ordenador, enhebrar una aguja, etc., al verse reducida esta puede ocasionar molestias tales como fatiga visual, cefalea o diplopía (Ferrer-Blasco y Madrid-Acosta, 2010).

Esta diferencia de estereopsis entre LCM y monovisón, aun siendo ambos tipos sistemas que proporcionan dos imágenes a la vez (una para VL y otra para VC), puede deberse a que el diseño de las LCM se fundamenta en una degradación monocular de la imagen mientras que en el caso de la monovisión la degradación es binocular.

OBJETIVOS

El principal objetivo de este estudio es conocer el éxito de la adaptación y la satisfacción final para el paciente présbita, que ofrecen el uso de las LC de visión simultánea Air Optix Aqua multifocales de laboratorios Alcon. Para valorar el rendimiento visual de la LC multifocal mediremos no solo la AV, sino también la SC que proporciona al paciente, los compararemos con los valores previos a su uso, relacionaremos la influencia de estos valores con la satisfacción final del paciente, y por consiguiente su futuro uso habitual para desarrollar las actividades cotidianas.

MUESTRA, MATERIAL Y MÉTODO

Muestra (criterio de inclusión):

Participaron catorce personas que cumplían con los siguientes criterios de inclusión. Sus edades estaban entre 40 y 60 años, refracciones entre + 6,00 y -6,00 D esféricas y astigmatismos ≤ -0,75 D. AV monocular en VL ≥ a 0.00 logMAR, y que no  fueran usuarios previos de LC multifocales.

No debían padecer patologías oculares, ni en el polo anterior que pudieran comprometer el porte de la LC, ni opacidades o alteraciones patológicas de medios oculares internos que pudieran falsear los resultados obtenidos.

Material:

  • Pantalla televisión LG 42L570s LED 42” FULL HD
  • Foróptero InNova de Indo
  • Topógrafo corneal PCT 110 (Optopol)
  • Retinógrafo TRC.NW300 de Topcon
  • Lámpara de hendidura SL 990 CSO
  • Test de AV y SC incluidos en la Unidad Bueno Matilla (UBM) de Optonet. Producto sanitario para la exploración visual (Clase I y marcado CE), registrado en la Agencia Británica para la Regulación de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA), con número de referencia: 5943
  • Caja de lentes, gafa de pruebas y oclusor
  • Fichas específicas creadas para el estudio de esta lente: ficha optométrica (ANEXO I) con la que valorar el estado visual general inicial del paciente, la AV y SC previas a la adaptación de la lente de contacto y así poder seleccionar o descartar los posibles candidatos. Hoja de consentimiento (ANEXO II), donde el paciente asume que fue informado por el optometrista de todo el proceso y acepta participar en el estudio de la LCM; y ficha de adaptación de LC multifocal (ANEXO III), donde anotar las características de las LC probadas, los cambios hechos durante la adaptación de ellas y las lentes definitivas. También contarán con los resultados obtenidos con ellas para su posterior comparación con los valores iniciales del paciente sin las LC.
  • Banco de lentes de contacto de prueba: Fueron adaptadas en todos los casos las lentes, Air Optix Aqua multifocal de (laboratorio Alcon), caracterizadas por una curva base de 8,60 mm, un diámetro de 14,20 mm, rango de fabricación de potencias desde (+6,00 a -10,00 D) en pasos de 0,25 D, y con tres posibles adiciones disponibles: baja, media y alta. El material que las constituye es el Lotrafilcon B con un 33 % de contenido en agua. Su geometría basada en el diseño de visión simultánea biasférica, mejorando así las capacidades de enfoque (calidad de imagen), y con la opción centro-cerca (Imagen 1), existiendo una progresión continua de potencias desde centro-cerca con mayor potencia positiva que va decreciendo hacia su periferia. La lente es pupilo-dependiente (el comportamiento visual estará afectado por el nivel luminoso en el que se encuentre) y funciona en sinergia con la función pupilar natural del ojo, esta se contrae para objetos cercanos y dilata para los distantes.
Imagen 1. Diseño visión simultánea CENTRO-CERCA.

Procedimiento:

En primer lugar se le realizó a los pacientes en gabinete un estudio completo optométrico previo que incluía refracción, topografía, retinografía, visión binocular, y salud ocular.

Los valores obtenidos en él se recogieron en una ficha optométrica (ANEXO I) creada para la ocasión y de la que seleccionamos posteriormente, según criterio de inclusión detallado en el apartado muestra, a los participantes para el estudio de la LCM.

Se explicó a todos los individuos el fundamento del estudio, los pasos que tendrían que seguir en él y las características específicas de la lente, y posteriormente dieron su aprobación para formar  parte de él mediante la firma de la hoja de consentimiento (ANEXO II). Tras el estudio optométrico previo y la firma en hoja de consentimiento, se seleccionaron las lentes  de prueba requeridas y se les citó para el comienzo de la adaptación de la LCM.

La potencia y adición de la lente de prueba se extrajo de la refracción realizada previamente, con distometría y equivalente esférico realizados en los casos necesarios, obtenidas en la ficha optométrica (ANEXO I) y las adiciones fueron asignadas, hasta valores de +1,25 D con baja “LOW”, adiciones de (+ 1,50 a +2,00 D) con media “MEDIA” y valores ≥ a +2,25  D con  alta “HIGH”, según criterio de la guía de adaptación del fabricante (Alcon).

Para obtener los valores de AV y SC, previos y posteriores al uso de las LC de prueba, utilizamos los test disponibles para ellos en la (UBM). Se trata de una aplicación informática que permite mostrar en pantalla de ordenador o televisión las pruebas necesarias para valorar Refracción, Visión Binocular y Salud Ocular de los pacientes; en la VL y VC (Optonet, 2018). Dentro de las opciones disponibles en ella optamos por presentar a los participantes el optotipo logarítmico de AV (logMAR) con letras Sloan por ser considerado el Estándar Internacional de AV por su mayor exactitud y fiabilidad (Imagen 2). Y la medida  de la SC, se realizó en todos los casos con optotipos de tamaño 0,00 logMAR y bajo condición fotópica (85 cd/m²) para que con ello influyera lo menos posible en los resultados del estudio las variaciones que pudieran ocasionar los diferentes niveles de luminosidad dada la dependencia pupilar del diseño de la lente a estudio. Con el test de la UBM para la SC podemos valorar niveles de contraste de entre 0 a 2,25 log, en pasos de 0,15 log.

Imagen 2. Optotipo logarítmico de Agudeza Visual (logMAR) con letras Sloan.

En la ficha de adaptación de LC multifocal (ANEXO III), se anotaron los parámetros de las LC de prueba, los valores obtenidos en las pruebas realizadas, los cambios realizados y que fueron necesarios en las LC hasta conseguir valores óptimos para el  paciente, y las apreciaciones aportadas por parte del él durante toda la adaptación de la lente. Para todos los participantes del estudio las valoraciones con las LC de prueba fueron realizadas pasados tres días desde el aprendizaje de la manipulación y su entrega y, en el día de su medición tras un porte de dos horas desde la inserción de las LC.

Análisis estadístico:

Todos los valores obtenidos en las pruebas de este estudio fueron anotados, calculados y grafiados mediante la hoja de Excel de Microsoft 2010.

RESULTADOS

Las medias obtenidas en el estudio para la muestra estudiada fueron, para la edad de 51,50 ± 4,88 años, con un rango entre los (42 y 60 años). Para la potencia esférica equivalente de 0,11 ± 3,17 D, en un rango entre +6,00 a -6,25 D; el astigmatismo medio fue de -0,21 ± 0,29 D, en un rango entre -0,25 y -0,75 D; y la adición media de 1,86 ±  0,47 D, con un rango de 1,25 a 2,50 D. De los catorce participantes en el estudio cinco de ellos eran hombres y nueve mujeres.

A continuación aportamos las gráficas comparativas de los valores de AV (logMAR) alcanzados por la muestra para el caso de su refracción en gafa frente a los obtenidos con las LCs de prueba Air Optix Aqua multifocal, para las visiones lejana y cercana.

En la gráfica 1, para VL binocular, la media de AV (logMAR) conseguida por los pacientes con la compensación en gafa es de -0,107 logMar, siendo esta de -0,071 logMAR cuando portaron las LC de prueba.

Por otro lado, en la gráfica 2, para VC binocular, la media de AV (logMAR) en el caso de la gafa como compensación ha sido de -0,036 logMAR y este valor es de +0,036 logMAR cuando el paciente llevaba las LCs de prueba.

En ambas distancias visuales, lejana y cercana, existe una disminución en la AV (logMAR) cuando se utilizaban las LC del estudio, pero esta es leve y la encontramos en la misma proporción tanto para la VL como VC, por lo que el uso de nuestra lente de  contacto multifocal Air Optix Aqua multifocal mantiene la AV habitual previa que tenían los pacientes con gafa.

En el siguiente caso, gráfica 3, se comparan los valores de la SC binocular alcanzados por los participantes con la compensación en gafa y los obtenidos mediante el uso de las LC de prueba. Se hallaron, en todos los casos, los datos presentándoles optotipos de tamaño 0,00 logMAR y bajo condición luminosa fotópica (85 cd/m²) para establecer la  misma condición luminosa y así minimizar en lo posible las reducciones que se pudieran ocasionar debido a la condición pupilo-dependiente del diseño de la lente a estudio a causa de la multifocalidad inducida por la aberración esférica antes descrita.

Las medias de SC binoculares obtenidas para la muestra fueron, en el caso de la compensación en gafa de 1,575 log siendo esta de 1,425 log cuando los pacientes portaban las LC de prueba.

Los resultados del estudio muestran que la SC binocular alcanzada con las LC de prueba Air Optix Aqua multifocal, aunque se ve algo reducida en la mayoría de los participantes, sigue siendo buena en comparación a la SC binocular alcanzada con gafa.

En la siguiente valoración del estudio, gráfica 4, se presentan los resultados de la SC binocular en VL, su mínima, máxima y valor medio para los casos en los que la adaptación final de las LC multifocales llevadas a estudio resultó satisfactoria y por consiguiente existió un uso habitual posterior al estudio por parte del paciente y para aquellos casos en los que no lo fueron y no se hizo uso posterior de ellas volviendo a  la  compensación en gafa.

La media de la SC en el caso de los participantes que sí consiguieron una adaptación final satisfactoria con las LC (en la gráfica 4 el grupo SI) fue de 1,35 log y de 1,50 log para aquellos casos que no lo consiguieron alcanzar (grupo NO). La diferencia de SC entre ambos grupos no fue significativa aunque en el caso de las no satisfactorias, grupo NO, su valor resultó paradójicamente algo mayor.

Se aprecia en la gráfica que las cajas de ambos grupos son simétricas respecto a sus medias debido esto a que los valores obtenidos en el estudio no despuntan en exceso de ellas.

DISCUSIÓN

Dada la exigencia visual en todas las distancias que demanda en la actualidad el sector de la población présbita en su vida cotidiana (trabajo, ocio, etc.) el uso de la LC multifocal se podría considerar como una solución efectiva para cubrir esta necesidad. Con ellas aportaríamos al sujeto un mayor campo visual al no existir la montura como barrera, no habría variación en el tamaño retiniano de los objetos, no se producirían efectos prismáticos ni aberraciones laterales o reflejos, y tampoco se produciría empañamiento de las lentes con los cambios de temperatura. Aun ofreciéndoles con el uso de LC multifocales estas ventajas tan solo del 46,69 % de présbitas españoles actuales un 10% son usuarios habituales de ellas (Optom, 2018), pudiendo ser causa de ello el desconocimiento del présbita de su existencia, una adaptación por parte del optometrista no óptima o porque las características de la LC multifocal utilizada no ofrecieran el rendimiento visual necesario para el paciente en sus tareas diarias, y por consiguiente el no término de la adaptación o en el caso de su uso final el abandono (en un mayor o menor intervalo de tiempo) de su reposición.

Por todo ello los optometristas debemos hacerlas conocer en la consulta a los pacientes, controlar las diferentes técnicas de adaptación y, por parte de los fabricantes realizar mejoras en los diseños de la LCM, para conseguir así cubrir las necesidades de este sector de la población que se prevé continúe creciendo (como ya hemos mencionado anteriormente).

En nuestro estudio elegimos para su valoración el rendimiento visual de la LC Air Optix Aqua multifocal de los laboratorios (Alcon) con diseño de visión simultánea biasférico y cuyas características fueron definidas en el apartado “material” de este estudio. Decidimos elegir este tipo de LCM para su estudio ya que debido a su diseño de progresión continua no precisa de estabilidad rotacional ni de traslación, proporciona una visión más estable, el paciente consigue la compensación para VC independientemente del ángulo de mirada, no se producen saltos bruscos de visión y su adaptación es semejante a la de una LC monofocal, simplificando así el proceso de la adaptación para el optometrista y el paciente.

Para ello evaluamos la AV que ofrece la LCM, factor imprescindible, sabremos así el tamaño más pequeño de objeto que puede llegar a resolverse con ella, pero también se tendrá en cuenta la SC alcanzada con la lente. Obteniendo el mínimo contraste que puede distinguir el paciente para una frecuencia concreta sabremos también su SC ya  que esta es inversamente proporcional a él (cuanto mayor sea el contraste necesario para poder ver el optotipo presentado menor será la SC del paciente). Con ambas medidas, de AV y SC, en el estudio podremos estimar más fielmente la visión real que obtiene el sujeto con  la LC, ya que pueden darse situaciones en las que exista una pérdida visual pero que los resultados obtenidos de su AV sean buenos, pudiendo deberse entonces dicha pérdida a anomalías en los valores de contraste y por tanto de SC.

En estudios anteriores recientes de LCM con visión simultánea, como el realizado por (Burguera, García-Lázaro, Ferrer-Blasco, Albarrán y Montés-Micó, 2015), se obtuvieron valores de AV binocular para la lente biofinity en su combinación centro-cerca en ambos ojos “N-N”, la opción más similar a nuestra lente, de 0,082 logMAR para la VL y de -0,047 logMAR para la VC.  Si  comparamos estos con los resultados conseguidos para nuestra lente a estudio en la misma situación visual, para VL la AV fue de -0,071 logMAR ofreciendo un rendimiento mayor  que biofinity “N-N” en esta distancia, y de +0,036 logMAR para VC resultado peor que biofinity en esta otra posición visual.

En otro estudio realizado por (Pérez, 2017) y también con la lente biofinity como lente de prueba para el caso de doble centro-cerca, los valores de AV binoculares con la LC tanto en VL como en VC frente a los resultados previos con gafa fueron inferiores a estos, al igual que sucede con nuestra LC, posiblemente debido esto a la degradación de la imagen que se produce por el diseño de la lente.

En cuanto a las conclusiones alcanzadas para la SC binocular, en ambos estudios mencionados anteriormente (Burguera et al., 2015) y (Pérez, 2017), se obtuvieron resultados inferiores con el uso de las LCM en la mayoría de frecuencias si comparamos estos con los valores alcanzados con la compensación habitual en gafa del paciente. Este mismo efecto coincide con los resultados que hemos conseguido en la LC que estudiamos, los valores son inferiores con la lente aunque no en una diferencia significativa.

Con la idea de intentar comprender mejor la relación existente entre LCM y la satisfacción en su adaptación, se compararon los valores obtenidos de SC binocular con la satisfacción visual final del paciente. Se intentó poder conseguir correlacionar directamente unos valores concretos de la SC con el término satisfactorio de una adaptación de LCM, en este caso con diseño de visión simultánea, por parte del paciente.

Los resultados alcanzados de SC para los participantes que “SI” consiguieron satisfacción visual final en la adaptación de la lente con relación a los obtenidos por aquellos que “NO” la lograron no fueron muy distantes, siendo una diferencia entre ellos de 0,15 log, y para ambas grupos se consiguieron valores de SC buenos aunque en el caso de los “NO” satisfactorios fueron algo mayores.

Por último señalar que como en todo estudio existen factores que pueden condicionar los resultados del mismo y que en nuestro caso y para la LCM a estudio pudieron ser:

  • El número de participantes de la muestra (valoramos catorce individuos), un número mayor de personas nos permitiría representar más fielmente al sector de los présbitas.
  • La condición lumínica en la que se valoró. La toma de los datos se realizó sólo en condición fotópica (85 cd/m²). Debido a la condición pupilo- dependiente del diseño de la lente a estudio, no se tiene en cuenta el efecto de este en los valores para otras condiciones lumínicas que el paciente puede experimentar a lo largo del día en su vida cotidiana.
  • El diámetro pupilar del paciente. Como hemos dicho existe la condición pupilo dependiente de la lente, por lo que el comportamiento de esta podrá variar en función de si los individuos adaptados tienen un diámetro pupilar mayor o este sea menor.
  • La limitación en no poder acotar más el intervalo de las adiciones de la muestra, con una media de 1,86 D pero con un rango amplio que va de entre 1,25 a 2,50 D, determinado esto por las edades de los pacientes que se encuentran entre los 42 y 60 años. Por lo que se utilizaron en las adaptaciones de la lente las tres opciones disponibles de ella (low, media y high) pudiendo esto condicionar en el resultado final.
  • El rango amplio en las compensaciones esféricas de la muestra, comprendiendo desde +6,00 a -6,25 D.
  • La influencia de la dominancia ocular. A pesar de tratarse de una lente con diseño no asimétrico donde en principio no hay diferencia en dominancia, este factor pudiera contribuir a cambios en el resultado.
  • Las aberraciones inducidas con el uso de la LCM. Otra de las posibles causas de un peor rendimiento visual con el uso de estas lentes.
  • La calidad lagrimal del paciente. Anomalías en ella pueden ocasionar disminución de la calidad visual que proporciona la lente al no poder mantener a esta en el ojo en condiciones óptimas y también pudiendo ocasionar incomodidad en su porte.
  • La valoración del comportamiento de la lente en un corto plazo de uso por parte del paciente. Los resultados pueden verse modificados por ello debido esto posiblemente al no permitir al paciente tener un periodo de tiempo para conseguir adaptación sensorial completa a la superposición de las imágenes que se origina con el diseño de estas lentes.

CONCLUSIONES

Los resultados del rendimiento visual en el estudio de la LC multifocal Air Optix Aqua multifocal con diseño de visión simultánea nos muestran:

Que existen diferencias en la AV, tanto en VL y VC, con el uso de la LC siendo estas disminuidas pero en proporción mínima con relación a los valores previos obtenidos con el uso de gafa, por lo que el porte de la LC ofrece al sujeto valores óptimos de AV para ambas distancias.

La sensibilidad al contraste binocular en VL, para tamaño 0.00 logMAR y en condición lumínica fotópica (85 cd/m²), con la LC multifocal experimentó una reducción en la mayoría de los participantes pero esta disminución era leve en comparación a la SC binocular alcanzada por ellos con su gafa. Por lo tanto, la SC del paciente no se ve afectada significativamente con el uso de la LC multifocal y esta es buena.

Con respecto al intento de conseguir prever el éxito final en las adaptaciones  de las LCM (y con ello ahorrar tanto en tiempo y en recursos para el optometrista y para el paciente) relacionando directamente determinados valores específicos de la SC en LCM con la satisfacción visual final del individuo y por consiguiente su futuro uso habitual, no se encontraron diferencias significativas entre los casos sí satisfactorios y los que no lo fueron aunque para estos últimos el valor de la media obtenidos de la SC binocular resultó contradictoriamente algo mayor. Por lo que no se pudo establecer una relación directa entre ellos.

Por lo tanto existe la necesidad de realizar estudios más profundos que tengan en cuenta el mayor número de factores que pueden influir en el comportamiento de la lente Air Optix Aqua multifocal y de las LCM en general que valoren el rendimiento visual que proporcionan estas a los usuarios, para mejorar así sus cualidades y poder satisfacer las necesidades visuales cada vez mayores de una gran parte de la población como son los présbitas.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

Burguera, N., García-Lázaro, S., Ferrer-Blasco, T., Albarrán, C. y Montés-Micó, R. (2015). Variación de la agudeza visual y la sensibilidad al contraste en lentes de contacto multifocales en función de la geometría adaptada. Gaceta óptica nº 507.

Fernandes, P. R. B., Neves, H. I. F., Lopes-Ferreira, D. P., Jorge, J. M. M. y Gonzalez-Meijome, J. M. (2013). Adaptation to multifocal and monovision contact lens correction. Journal Optometry, 90(3), 228-35.

Ferrer-Blasco, T. y Madrid-Acosta, D. (2010). Stereoacuity with Simultaneous Vision Multifocal Contact Lenses. Optometry and Vision Science, 87(9), 663–668.

Freeman, M. H. y Charman, W. N. (2007). An exploration of modified monovision with difractive bifocal contacy lenses. Contact lens  & Anterior eye, 30, 189-96.

García-Lázaro, S., Ferrer-Blasco, T., Radhakrishnan, H., Cerviño, A., Charman, W. N. y Montés-Micó, R. (2012). Visual function through 4 different contact-lens based pinhole systems for presbyopia. Journal of Cataract & Refractive Surgery, 38, 838-63.

Gautier, C. A., Holden, B. A., Grant, T. y Chong, M. S. (1992). Interest of presbyopes in contact lens correction and their success with monovision. Journal Optometry, 69, 858-862.

Ghormley, N. R. (2003). New bifocal designs hyper-oxigen materials. Eye Contact Lens, 29, S180-S181.

Gispets, J., Arjona, M., Pujol, J., Vilasecab, M. y Cardona G. (2011). Task oriented visual satisfaction and wearing success with two different simultaneous vision multifocal soft contact lenses. Journal Optometry, 4(3), 76-84.

Glasser, A. (2008). Restoration of accommodation: surgical options for correction of presbyopia. Clinical and Experimental Optometry, 91(3), 279-95.

Instituto Nacional de Estadística (INE), junio de 2018. Cifras de población. www.ine.es.

Kleinstein, R. N. (1987). Epidemiology of presbyopia. In: Stark L, Obrecht G, eds. Presbyopia. New York: Professional Press, 14-15.

Morgan, P., Efron, N. y Woods, C. (2011). An international survey of contact lens prescribing for presbyopia. Clinical and Experimental Optometry, 94(1),87-92.

Pérez, R. (2017). Características de los factores clave para la adaptación de lentes de contacto hidrofílicas multifocales. (Tesis de Doctorado). Universidad de Alicante, España.

Sesión plenaria “Estrategias de visión simultánea para la corrección de la presbicia” (2018). 25 Congreso Internacional de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica (OPTOM 2018).

LECTURAS RECOMENDADAS

Título: Manual de Biometría Ocular y Cálculo de Lentes Intraoculares

Autor: José Antonio Calvache Anaya

Resumen: Desde que en 1950 el Dr. Ridley implantó la primera lente intraocular en una operación de cataratas, los avances en instrumental de medida y en métodos de cálculo han mejorado considerablemente los resultados, de tal manera que en la actualidad, la emetropía postoperatoria se ha convertido en el objetivo. La Biometría Ocular y el cálculo de la potencia y parámetros de lentes intraoculares es todo un interesante mundo en el que se conjugan el arte de la medida biométrica bien realizada, la selección de la fórmula de cálculo y el cálculo final de la potencia de la lente que, tras su implante, induzca la emetropía al paciente, independientemente de la refracción inicial. Para ello, se conjugan los métodos de medida biométrica, las fórmulas de cálculo y, sobre todo, los conocimientos y experiencia del biometrista. Los nuevos biómetros ópticos, y los avanzados biómetros ultrasónicos de inmersión, han facilitado la realización de la medida, aumentando la precisión hasta la centésima de milímetro.

Título: Optometría. Principios básicos y aplicación clínica

Autor: Robert Montés Micó

Resumen: Libro de texto en el que se combinan los principios básicos de la optometría con su aplicación clínica, para así unir ambos enfoques, presentar las técnicas actuales para su estudio y dar una visión clara de la aplicación de dichas técnicas en pacientes.

Aborda la actualización de las nuevas técnicas de Óptica y Optometría que se llevan a cabo en la práctica clínica diaria.

Incluye el recurso online en ingles Student Consult, el cual contiene: preguntas de autoevaluación, casos clínicos, galería de imágenes y vídeos que recogen las principales técnicas.

 

Leave a Reply

 
 
Facebook
LinkedIn