Por Esther Trujillo Mata

Óptico-Optometrista y alumna del Máster en Optometría Clínica y Terapia Visual de SAERA

El propósito de este estudio, “más allá de la unidad”, ha sido evidenciar la incidencia de disfunciones binoculares no estrábicas o acomodativas que se quedan sin diagnosticar por presentar unas agudezas visuales (AV) unidad o muy cerca de la unidad, que a priori, podrían ser descartadas como un problema visual en una revisión optométrica correcta pero incompleta. Este trabajo analiza los casos que no realizaron una revisión optométrica completa. La causa principal de ello fue por una objeción del paciente a realizar la revisión completa, debido a que ésta conllevaba un coste económico, en cambio, la revisión optométrica básica que solo englobaba la toma de AV, refracción objetiva con retinoscopia y refracción subjetiva, era gratuita. En esta última revisión optométrica
básica solo se evaluaba la vista, es decir, se buscaba y perseguía la unidad, el 100% de la AV con la mejor compensación óptica, para obtener la mejor imagen retiniana y poder alcanzar así la mejor AV, pero no se evaluaba la visión, lo cual conlleva la evaluación de los movimientos oculomotores, coordinación visual, evaluación de la binocularidad acomodativa y vergencial, estereopsis, etc, a pesar de la insistencia del optometrista en su importancia y necesidad.

Se evaluaron 150 pacientes aleatoriamente, que acudieron a nuestro centro de optometría, con edades comprendidas entre 6 y 35 años y con una media de 17,33 +/- 8,37 años. Se evaluó la AV en visión lejana (VL), en visión próxima (VP), la amplitud de acomodación (AA), la reserva acomodativa (RA), la flexibilidad acomodativa monocular y binocular (FAM y FAB), el punto próximo de convergencia (PPC), el retraso o adelanto acomodativo (postura acomodativa, lag o leag), las vergencias en visión próxima y visión lejana, el cover test (CT) lejos y cerca, la estereopsis, las luces de Worth, las varillas de Maddox y el filtro rojo en los casos que fue necesario.

El objetivo de este estudio “más allá de la unidad” fue el de crear conciencia, sobre todo al paciente, de que la visión es algo más amplio que “ver bien de lejos”, “ver bien de cerca” o de “ponerse o no unas gafas”. La causa principal de esta situación fue el desconocimiento de la implicación de la visión en la mayoría de los ámbitos del día a día, aun teniendo una agudeza visual unidad.

El 70% de los pacientes no había realizado nunca un chequeo visual antes de los 15 años de edad, y de entre ellos, los que lo habían realizado, la mayoría, solo lo hicieron con una evaluación optométrica básica, donde no se evaluó la binocularidad ni la acomodación.
Los resultados del estudio que se detalla a continuación, dejan ver el alto índice de casos con buenas AV (muchos de ellos cercanos a la unidad, incluso superior a la unidad) que no han sido diagnosticados de dichas disfunciones binoculares y/o acomodativas en evaluaciones realizadas con anterioridad. Seguramente no se detectaron por sus buenos resultados en las AVs que previamente presentaban de lejos y la negativa del paciente a una exploración más exhaustiva de su visión en aquel momento. Las AVs se obtuvieron utilizando siempre optotipos con altos contrastes (superior al 75%) de caracteres negros sobre fondo blanco.

En los casos en los que se obtuvieron resultados anómalos en la binocularidad y/o acomodación, pudieron ser mejorados y normalizados posteriormente, aparte de con las lentes oftálmicas correspondientes, con un posterior tratamiento de terapia visual donde se mejoró el rendimiento de los pacientes, se incrementó la amplitud de acomodación y la facilidad acomodativa además de la binocularidad, sobre todo en los casos de insuficiencias de convergencia. Está comprobado que los buenos resultados tras la terapia visual se mantienen en el tiempo, durante al menos 1 año después de finalizar el tratamiento, con un pronóstico excelente a cualquier edad. La disfunción binocular que se encontró con más incidencia fue la insuficiencia de convergencia, coincidiendo así con la alteración binocular más común en la población.

 

Leave a Reply

 
 
Facebook
LinkedIn