Por David García Hernández
Logopeda, Audioprotesista y alumno del Máster en Audiología Clínica y Terapia de la Audición de SAERA
Edita y Presenta: Centro de Estudios e Investigación GAES

RESUMEN

La presbiacusia es una de las alteraciones de la audición con mayor prevalencia en la sociedad adulta. Se ha realizado una revisión bibliográfica con el objetivo principal de definir cada uno de los aspectos más relevantes de esta patología. Ha sido generada a partir de una recopilación de textos y artículos relacionados con la temática expuesta. La vía auditiva comprende la activación de numerosas estructuras tanto periféricas como centrales. Como consecuencia del envejecimiento el proceso de la audición se ve alterado.

Ello sumado al deterioro cognitivo propio de la edad, da lugar a una realidad en la cual la persona con presbiacusia puede presentar patologías asociadas. El proceso de evaluación de la pérdida auditiva en personas adultas mayores es necesario que sea sometido a una actualización. Las funciones del procesamiento auditivo central deben de ser exploradas, siendo la más destacada la habilidad para la comprensión del lenguaje. En relación a la intervención, existe un contraste de opiniones sobre la aportación de los audífonos. Sin embargo, la implementación de una terapia de audición como complemento a la colocación de prótesis auditivas, se traducirá en unos mayores índices de satisfacción en pacientes con hipoacusia.

Palabras clave: presbiacusia, deterioro cognitivo, evaluación, adultos mayores, intervención, envejecimiento, prótesis auditivas.

Nuestro alumno publicó su Trabajo de Iniciación a la Investigación del Máster en Audiología Clínica y Terapia de la Audición en la revista GAES Médica. Podéis consultar el artículo completo a continuación:

LECTURAS RELACIONADAS

Título: La Sordera Neurosensorial. De las bases moleculares a la clínica

Autores: Rafael Ramírez-Camacho

Descripción: Después de treinta y cinco años de dedicación preferente a la Otología en su más amplio sentido, he observado que buena parte de la patología quirúrgica del oído ha mostrado sus mayores avances en el siglo XX. La introducción de los dispositivos electrónico, entre los que se encuentra el implante coclear, han supuesto un sofisticado sistema de ampliación y adaptación del sonido a situaciones que no tenían solución antes. Suelo repetir en las conferencias que imparto que, si el siglo pasado fue el de los avances quirúrgicos, el siglo XXI será el de la prevención y tratamiento de las numerosas patologías que concurren en la sordera neurosensorial. El desarrollo de la genética y el conocimiento de las bases moleculares que concurren en los diversos tipos de sorderas están iniciando un esperanzador camino para que, en un futuro no muy lejano, se pueda evitar la progresión de esta invalidante afección en constante aumento en una sociedad que envejece. Y tal vez, su curación.

Hoy ya no es aceptable diagnosticar de forma aproximada la lesión del oído interno, en la que, en el mejor de los casos, se aplica un audífono y se lo confía a su suerte al paciente. El libro LA SORDERA NEUROSENSORIAL. DE LAS BASES MOLECULARES A LA CLÍNICA responde a las nuevas necesidades del otólogo. La colaboración con relevantes especialistas que creen en la investigación traslacional permite un mayor conocimiento de las causas que concurren en esta pérdida auditiva, ponen al día las investigaciones referidas al tema, proponen soluciones en caso de que existan, y si no, abren caminos de esperanza ante el fatalismo que tal minusvalía suponía hasta hace poco.

Este libro está destinado a los otorrinolaringólogos clínicos que deseen conocer los últimos avances referidos a la sordera del oído interno.

Título: Desórdenes del Procesamiento Auditivo (Central). Una perspectiva desde la neurociencia.

Autor: María Alicia Bianchi

Descripción:  Este libro, junto con dos destacadas colaboradoras la Dra. Nora Neustadt y la Lic. Mónica Rousseau, pretende comentar y explicar en habla hispana lo referido al tema Procesamiento Auditivo Central (PAC).

La audición es esencial para la adquisición y la expresión del lenguaje. Sirve de base para la comunicación verbal, la forma más común de interacción social.

El deterioro auditivo y la pérdida de la audición representan incapacidades que limitan una comunicación eficaz. El proceso de audición, es decir, la acción de oír, comienza cuando las ondas sonoras llegan a la membrana timpánica que se localiza en el final del Conducto Auditivo Externo (CAE). La vibración consiguiente de la membrana timpánica convierte las ondas en energía mecánica, con lo que los huesecillos del oído medio yunque, martillo y estribo se mueven de un lado a otro. Esta energía mecánica se transforma en energía eléctrica en el líquido coclear del oído interno.

El patrón de ondas en el oído interno estimula las células sensoriales de la cóclea que transforman la energía eléctrica en impulsos nerviosos. Estos impulsos son transmitidos por las fibras del VIII par a los núcleos cocleares del tronco cerebral. Las células cocleares los proyectan hacia los múltiples puntos sinápticos del tronco cerebral y el tálamo, antes de transmitirlos a la corteza auditiva primaria, en la circunvolución de Heschel que se localiza en la superficie superior del lóbulo temporal. Los impulsos auditivos viajan desde la corteza auditiva primaria y secundaria hasta el área de Wernike (lenguaje asociativo).

En estas áreas de centros superiores, las señales auditivas se analizan e interpretan como mensajes significativos específicos del lenguaje, y en el área de Wernike tiene lugar la comprensión del lenguaje hablado